• Llámanos : (502) 2421-9119 AL 20
27Dic
2017
0
alcohol vida fitness

¿Cómo afecta el alcohol en tu vida fitness?

Es muy común que los atletas se mantengan alejados de las bebidas alcohólicas para tener un mejor rendimiento. Pero ¿cuáles son esos efectos adversos que pueden afectar en una vida fitness?

Sin importar qué tan duro entrenemos o qué tan buena sea nuestra alimentación, muchas veces nos topamos con esta pregunta.

Lo primero que nos preguntamos es si las calorías del alcohol son importantes. Pero antes de responderla, veamos cómo es que procesa nuestro organismo este líquido.

 

Efecto del alcohol en el organismo

Según Darebee el alcohol, que es esencialmente etanol, es tratado por nuestro cuerpo como una neurotoxina e intenta deshacerse de él en lugar de digerirlo.

Cuando tragamos alcohol, se transporta por el esófago, hacia el estómago y el intestino. Sin embargo, no atraviesa un proceso de digestión normal ya que se va directamente a nuestro torrente sanguínea.

Alrededor del 20% del alcohol consumido es absorbido en el estómago y el 80% en el intestino. El cuerpo no tiene una forma de almacenarlo por lo que debe ser metabolizado. Sin embargo este es un trabajo en el cual el hígado falla.

Cuando la cantidad de alcohol en la sangre va incrementando, comienza a irse hacia el cerebro, donde afecta el centro de coordinación motora y las partes que manejan el razonamiento.

 

Las calorías presentes en el alcohol

alcohol vida fitness

Ahora regresando al tema de las calorías. Si no bebemos mucho, las calorías del alcohol son procesadas por el cuerpo y cuentan dentro de la ingesta calórica total de los alimentos y termina siendo utilizado como energía.

También puede interesarte leer: ¿Por qué ganamos o perdemos peso?

Sin embargo, si bebemos grandes cantidades, de forma constante, el hígado lo trata a través del sistema microsómico de oxidación del etanol. Lo cual convierte el alcohol en calor para mantener la temperatura del cuerpo o disiparla en forma de calor.

Esto puede sonar como algo muy bueno, sin embargo cuando el hígado está optimizado de esta manera sus compuestos químicos no se utilizan para tratar otras toxinas en el cuerpo que se acumulan lentamente.

Además, la alta concentración de compuestos microsómicos reacciona con otras sustancias ambientales y de ingesta de alimentos para producir compuestos tóxicos que atacan el hígado y causan cirrosis. La cual es una enfermedad grave que puede acortar la vida.

Tener una alta ingesta de alcohol también puede comenzar a afectar el ecosistema digestivo de la boca (que puede llevar a cáncer) y provocar que los riñones comiencen a fallar.

Por lo tanto, decidir beber mucho porque las calorías no cuentan, es definitivamente una mala idea.

A esto debe agregarse que las calorías derivadas de cada tipo de bebida alcohólica son diferentes. Por ejemplo, una copa de vino seco presenta mucho menos calorías que una copa de vino dulce.

En general, las bebidas alcohólicas dulces y los cocteles tienen más calorías debido a su alto contenido en azúcar.

Consumir alcohol de forma moderada no es algo malo, en realidad existen estudios que demuestran que algunas bebidas, como el vino tinto, traen beneficios a la salud del sistema cardiovascular gracias a su acción antioxidante.

A pesar de esto, las personas que se dedican a tener una vida fitness procuran no consumir alcohol para tener su cuerpo en óptimas condiciones. Al final se trata de analizar las condiciones de salud de cada uno, el estilo de vida y los resultados que se desean obtener.

¿Qué piensas sobre este tema?

 

Envía tu comentario