• Llámanos : (502) 2421-9119 AL 20
0

Erika Urizar – Marcela

Personaje
Marcela (La mamá de Vicky y Linda, esposa de Julio César y la hija de la estrella, la abuela.

Experiencia Actoral
Inicié estudios de arte dramático en 1983 en la Academia de Arte Dramático de la Universidad Popular, trabajé alrededor de 10 obras bajo la dirección del maestro Rubén Morales Monroy, entre las que sobresalen: El Tren Amarillo, El Pescado Indigesto, El Ultimo Cargo, El señor Ministro, Detrás de la Noche, obra en la que obtuve el premio OPUS, otorgado por el patronato de Bellas Artes, como actriz revelación en 1985.

En 1989 representé a Guatemala en la Habana Cuba-en la Primera Escuela Internacional de Teatro de América Latina y el Caribe.

En 1997 recibí la Medalla Dante Alighieri otorgado por la Revista de las Naciones y la Sociedad Dante Alighieri. Por mi trabajo como directora de teatro para niños.

En 1998 Fundé la agrupación teatral Sociedad Estética Teatral, que ha desarrollado proyectos educativos-teatrales de la mano con instituciones gubernamentales, fundaciones y empresas.

En 2009 Recibí un homenaje del IGA, con la develación de mi fotografía en los muros del Teatro Dick Smith, por mi trayectoria teatral como directora de teatro para niños.

En 2009 Obtuve el título de Licenciada en Arte Dramático, en la Universidad de San Carlos de Guatemala.

En 1993 inicié mi experiencia detrás de las cámaras en comerciales de televisión: En comerciales como: Don Ahorrón, Pollo Rey, Ariel, Ámbar, Tomatinas Ducal, Estufas Tappan, Telgua, Combo Bex, etc. Etc.

En locuciones: Comcel, Telgua, únete, mirasol, etc, etc.

Radioteatro, programa del IGSS sobre asistencia social- Radioteatro con Ong. Arcadia- Historias del Lago de Atitlán.

2014- Telenovela, “El Sabor del Amor” del Aceite Ideal.

Experiencia en la filmación de La Telenovela
Una magnífica experiencia de pertenecer al equipo que por primera vez en Guatemala, presentó un formato especial de hacer publicidad mediante una mini telenovela. Yo no tenía ninguna experiencia en telenovelas, y tenía el problema de impostar la voz, como suele hacerse en el teatro porque ahí tenemos al público enfrente y nos tienen que escuchar en grandes espacios, y lo primero que hace un actor es tratar de actuar natural pero impostando la voz, lo que es diametralmente opuesto en televisión, donde se tiene que hablar suave, con expresiones no tan puestas ni aclishadas. (Gestos comunes, predeterminados).

Me encantó el proceso, el ambiente de trabajo, siempre relajados.

Mi anécdota es que por mi corta estatura, y para verme elegante, tenía que usar zapatos de tacón muy alto, el caso es que yo estaba en una crisis de artrosis en las rodillas, y por las largas jornadas de grabación, empezó a afectarme, hasta el punto de convertirse en una hinchazón y un dolor lacerante, aguanté hasta donde pude, y el dolor me hacía olvidar los diálogos, y no ser puntual, cambiaba palabras, etc. Y cuando ya todo estaba exacerbándome, rompí a llorar, y mi director, muy comprensivo me sacó en algunas escenas, sentada. Al igual que el equipo se portó muy comprensivo y me apoyaron en todo lo que pudieron.

Reacciones del Público
La novela duraba, alrededor de tres minutos, pero fueron suficientes para que el público que normalmente ve telenovelas, nos reconociera en la calle.

Un señor del personal de seguridad del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias, que está acostumbrado a verme trabajar en ese lugar, me abordó y me dijo, mire doña Erika, yo tengo una gran duda: Viera que yo miro mi novela, pero hay una novela que parece anuncio, donde hay una señora igualita a usted. Le respondí que era yo, y me dijo: Pero se fue a México para hacerla?.

Estaba en un hotel de Jutiapa, cenando en el restaurante, estaba encendida la televisión y entablé conversación con una señora que parecía la dueña del hotel, de pronto empezó el segmento de la telenovela, aparezco y sorprendida me mira. ”Cómo se parece usted a la actriz de la tele!!

Un policía de Emetra detuvo el carro donde yo iba, y me dijo: Usted es la de la novela que pasan en canal 7, chilera uste! Lo malo es que se queda uno picado.

Estaba haciendo cola en Simán, la atención del cajero era lenta, y como no contaba con mucho tiempo, alcé la voz para preguntarle si no había otra persona que le apoyara en el cobro. Y me contestó “En la tele se mira más buena gente, no tan enojona” los de la cola se volvieron a verme, y yo cambiaba de colores, todos me cedieron su lugar” Me sentí muy avergonzada. Es el precio de fama, ja,ja,ja.

Proceso de Producción
Como lo repito, no tenía experiencia en telenovelas, igual Jorge Contreras nos preparó a todo el equipo, a pesar que había actores que ya tenían trayectoria en ese campo.

Hicimos ejercicios donde nos filmaban, el grupo comentaba que hacíamos mal y obviamente hacíamos autocrítica, porque objetivamente nos podíamos ver actuando.

Nos preparó también para las famosas secuencias, las cuales yo desconocía. Me pareció muy interesante.

Nos informó sobre cómo se hacía la distribución de horarios para las filmaciones, qué hora estábamos representando en la novela, cómo era la historia del personaje, las actitudes, las
acciones, todo ese tipo de análisis. Hasta proteger al máximo el vestuario que se estaba utilizando para escenas que hacía falta y que era secuencia. No olvidar los accesorios que siempre fueran los mismos. Detalles importantes en una filmación. Hasta cuál debía ser nuestra actitud en un alfombra roja.

Previo a las filmaciones, ensayamos cada escena, para poder presentar un perfil del personaje, y ambientarnos en lo que sería nuestra casa.

Finalmente en el plató, estábamos relajados, siempre había mucho respeto en la filmación, había mucha concentración tanto del director como de todo el equipo.

La experiencia de la alfombra roja, inolvidable, algo que nunca había vivido, me sentí en Hollywood.

Ver las enormes vallas publicitarias en la calle, apasionante.

Envía tu comentario