INICIO   //   Reducción de sodio para la salud de tu corazón

Reducción de sodio para la salud de tu corazón

El sodio es un mineral que el cuerpo requiere en pequeñas cantidades para funcionar adecuadamente, interviene en funciones de los nervios y músculos, contribuyendo  a mantener en equilibrio los líquidos del cuerpo. Su consumo en exceso genera un aumento en la presión arterial.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS), estima que en el año 2,016 murieron 17.6 millones de personas afectadas por enfermedades del corazón. La hipertensión o la presión arterial alta, es un factor de riesgo importante de las enfermedades cardiovasculares (ataques cardiacos, accidentes cerebrovasculares).

 

La reducción de la ingesta de sodio reduce significativamente la presión arterial en adultos.

 

Fuentes de Sodio

El sodio lo podemos encontrar por su naturaleza en la leche, la nata, los huevos, la carne y los mariscos, así mismo, en la sal de mesa y diferentes alimentos por sus múltiples usos (curar carne, hornear, conservar la humedad, espesar, ensalzar el sabor y conservar).

 

Recomendaciones de Ingesta

La Organización Mundial de la Salud recomienda un consumo de 2 gramos día de sodio en adultos, esto equivale a una cucharadita de sal al día.

 

Lectura de etiqueta nutricional de los productos

La U.S. FOOD DRUG & ADMINISTRATION (FDA), recomienda la lectura de la etiqueta de información nutricional para comparar la cantidad de sodio entre diferentes alimentos y bebidas, invitándonos a seleccionar los productos mas bajos en dicho mineral. Y para que la comparación sea precisa, no olvide en verificar el numero de raciones al comprar los productos.

 

Interpretación de mensajes en etiqueta nutricional

Así mismo, se recomienda que tome en cuenta mensajes nutricionales en los envases para identificar rápidamente aquellos que contengan menos sodio. En la siguiente guía encontrará los mensajes más comunes y su significado.

 

Qué dice Qué significa
Sin sal/sodio Menos de 5 mg de sodio por ración
Muy bajo en sodio 35 mg de sodio o menos por ración
Bajo en sodio 140 mg de sodio o menos por ración

 

Reducido en sodio Al menos un 25% menos de sodio que en el producto estándar
Poco sodio o Poca sal Al menos un 50% menos de sodio que en el producto estándar
Sin sal añadida o Sin salar No se añade sal al producto durante su proceso; pero, atención, esto no implica que no contenga sal/sodio, a menos que así se indique

 

 

Nota: Las referencias y comentarios expuestos en este artículo son únicamente referenciales y no constituyen el criterio de un profesional especialista en la materia. Por lo cual es procedente que consulta a un médico para obtener un diagnóstico acertado y pueda aclarar cualquier  duda que le pudiera ocasionar el mismo.