INICIO   //   El poder de nuestros pensamientos

El poder de nuestros pensamientos

TRINI CASTELLANOS - INSTRUCTORA DE YOGA
La voz del experto

¿Qué es lo primero que te dices a ti mismo cuando suena el despertador por las mañanas? ¿Has notado si estas palabras son de carácter positivo o negativo? ¿Cuántas veces al día te das cuenta de tu voz interna? Yo no solía notar todo esto sino hasta después de participar en un retiro de silencio: 3 días sin poder hablar con nadie más que con mi misma. Ese fin de semana escuché todo lo que constantemente me decía, mensajes de mí para mí, mensajes no del todo buenos, me di cuenta la cantidad de veces que mi mente intentaba sabotearme y yo le seguía el cuento, jugando entre el pasado y el futuro. Pude percibir y tomar consciencia de mis cambios de humor tan repentinos durante el día y todo a causa de mis propias palabras. Amanecía feliz, mi mente estaba limpia de pensamientos, pero a medida que el día avanzaba mi estado de ánimo variaba y yo era la única responsable de esto.

 

Al finalizar este retiro, me di cuenta del impacto que tiene en nosotros el diálogo interno, desde que me levanto hasta que me voy a dormir escucho mi propia voz, ese diálogo constante con uno mismo durante todo el día, el cual repetidas veces me dice como soy y como debo ser y así es como a lo largo de toda la vida vamos desarrollando esta voz que termina por programar nuestra mente y nuestro cuerpo a través de nuestras propias palabras, haciendo que la mente se la crea.

 

Si tus pensamientos son negativos tu vida igual lo será, porque tu mismo la estás creando, pero los pensamientos son creados por ti, para ti y pueden modificarse, para esto, es necesario hacer un cambio de chip y reprogramar nuevamente nuestra mente, soltando los pensamientos de auto sabotaje y cambiarlos por afirmaciones positivas.

 

Vamos a hacer un intento, prueba lo siguiente;

 

• Realiza un listado de al menos 5 pensamientos de auto sabotaje que diariamente te repites a ti mismo y al finalizar léelos en voz alta e intenta darte cuenta de cualquier sensación corporal que venga hacia ti: dolor de estomago, tensión en alguna parte del cuerpo, tensión en algún órgano, etc. Cuando hayas terminado, vuelve a escribir cada una de las frases, pero esta vez cámbialas a positivo, ahora ve si puedes percibir nuevas sensaciones en tu cuerpo. Así podrás identificar el efecto de nuestros pensamientos en él.

 

• Ahora, elimina la lista negativa y quédate con la nueva, llévala contigo y repítela en tu mente cada vez que notes venir un pensamiento no deseado a ti. Pega esta lista en el espejo del baño, en la cocina, etc. y léela cuantas veces sea necesario.

 

• Haz el intento durante un mes y solamente siente los efectos en ti.

 

• Cree profundamente hasta que veas las pruebas de los resultados.

 

No se pierde nada con intentarlo… puedes ir cambiando poco a poco todo tu organismo y creencias, no es necesario hacer un cambio de forma drástica, ya que todo en la vida es un proceso de evolución y crecimiento, con tan solo ir modificando un mal hábito a la vez puedes transformarlos, pero tienes que querer hacerlo y llevarlos a la acción, ¿Cómo? Comenzando por cambiar tu diálogo interno, por callar a ese “Pepe grillo” que no te deja ser tú, que se acomoda con sus propios pensamientos, dándote excusas continuas para no actuar. Tienes que creértela para que tu mente también lo haga.

Artículos relacionados: